2/23/2009

Por muchos años más

hola a todos, si, sé que es demasiado el tiempo que no he pasado por este espacio, pero he estado en nuevos caminos, los cueles, me están llevando a conocer gente interesante.
es platico de volada:
antes de iniciar el mes, estaba en un canal de televisión que se dedica a la transmisión de deportes nacionales, suena bien el asunto, pero no lo es tanto, para empezar, no pagan los primero tres meses, claro, te lo dicen desde el principio, lo malo es cuando esta por acercarse el período de "prueba" cuando empiezan las malas noticias, como me sucedió a mi, comenze a escuchar las quejas de los pagos atrasados, la mala organización que los dueños tienen en el canal y la explotación que hacen de su recurso humano, entonces, ante tanta queja, decidí irme del lugar, además, la crisis les pegó, (claro, el dueño se fue a Las Vegas una semana, y no presisamente a ver el desierto), y estaban recortando personal.
Estaba en busca de trabajo, cuando sono el teléfono en mi casa, pensé que era una de esas llamadas de telemarketing o el famoso "mudo", que haba muy seguido a mi casa, afortunadamente no fue así, una de mis amigas me llamó para decirme que un chavo estaba buscando a alguien que le ayudará con los medios de comunicación para alguien que trabaja en la Cámara de Diputados y él no tenía ni la más remota idea del tema, a pesar de haber sido parte del medio, la propuesta me gustó, me paso sus teléfonos y ni tarde ni perezoza, que le marco al susodicho.
Me platicó a grandes razgos de qué se trataba el asunto y al otro día nos vimos para terminar de afinar lo que él necesitaba, yo, pensando que sería otra entrevista de trabajo, pensé que haría mi día "normal", llegar a casa, cambiarme de ropa, (odio andar de traje), ir por mi hija, hacer juntas su tarea, cenar y esperar "la llamada", pero no fue así, terminando el café y platicar cómo se iba a armar el asunto, me dice: "bueno, vamos a mi casa, lo pasamos en limpio, lo mandamos y ya comenzamos a trabajar".
En ese instante pensé: "momento!!!!, pero..., o sea, vine a ver que onda y ya trabajo, que chido", claro, yo estaba muriéndome de nervios, y como dice mi madre "me agarre de valor y a seguir", llegamos a su casa, comenzamos a trabajar y en estos momentos, me siento feliz por este capítulo de mi vida, que espero que siga por muchos años más, pues estoy en un trabajo casi ideal para mi, trabajo en la política, el otro trabajo que hago con él, es de mantenimiento de archivos históricos, y además, escucho canciones hermosas, que esperemos, pronto salgan a la luz de todos ustedes.

Ah, mi jefe es compositor de varias canciones famosas de "La Castañeda"

3 comentarios:

Úrsula Amaranta dijo...

¡Tengo que saberlo tooooooooooooodo!!!!!!! que bien, ahhh qué gusto me da, ¡por fin alguien que valora y aprovecha tu talento y creatividad y no te tiene trabajando de obrerita!!!!! qué bien, qué bien, hasta parece como que todo se va acomodando en la vida de todos.
Espero que nos veamos pronto para que me platiques, pero te mando un abrazote y en serio, me da muchísimo gustooooooooooo, soy feliz :D

Úrsula Amaranta dijo...

Por cierto, una prueba mas de que la crisis esta en la mente. En un momento donde se habla de toda la gente que pierde trabajo, tu lo encontraste ¿por qué? por que la crisis esta en la mente.

Bartok dijo...

Felizmente la crisis te agarra con trabajo, y especialmente uno que es de tu agrado.
Me has hecho recordar la pela "En busqueda de la felicidad", en la que los trabajadores de una empresa de seguros tienen que aguantar seis meses sin sueldo y consiguiendoles clientes. Que tal abuso, pero me cuentan que así es.
Un abrazo, y muchas gracias por sacar el alma en mi últimos post. Un beso.